Video: Comunitarios y religiosos exigen cese feminismos y criminalidad

Por Leonardo Paulino

FUENTEINFORMATIVA.NET, SANTO DOMINGO, R.D Organizaciones comunitarias y religiosas del municipio Santo Domingo Norte  marcharon  este fin de semana contra el feminicidios y la violencia en sentido general. […]

La justicia no tiene preferidos

Por  Opción Democrática

Esta primera ola de detenciones constituye una victoria del pueblo dominicano que ha teñido de verde el territorio nacional con su firme e incesante reclamo de ponerle fin a la impunidad y que ha obligado al gobierno a dar inicio a estas acciones.

 

En nuestro país sólo habrá justicia cuando el bochornoso esquema de corrupción e impunidades que opera en torno a la empresa Odebrecht haya sido desmontado completamente y sancionados todos sus responsables y cómplices. Eso significa investigar más allá de los casos de soborno reconocidos por la propia empresa, empezando por las sobrevaluaciones de cada una de las obras acordadas por el entramado de las llamadas “Operaciones Estructuradas” que  la empresa reconoció haber trasladado al país para aprovechar las “facilidades” que sus relaciones con el gobierno dominicano le brindaban.

Lo que se evidencia hasta ahora es la peligrosa intención del mandatario y su Procurador de tener culpables preferidos y de desvincular a Punta Catalina del proceso de la investigación en curso, cuando ese contrato constituye el más grande de los negocios de la empresa brasileña en nuestro país.

 

Resulta por tanto ineludible para el esclarecimiento de los hechos la investigación de lo tratado y convenido en la reunión que de acuerdo con declaraciones de Rubén Jiménez Bichara sostuvo Danilo Medina en mayo del 2015 con altos ejecutivos de Odebrecht en el Palacio Nacional para “renegociar” el cuestionado acuerdo por US$2,040 millones para la construcción de las plantas de carbón de Punta Catalina que ya había sido ratificado por el Congreso Nacional.

 

El pueblo dominicano no puede permitir que el Presidente responsable de aprobar la adjudicación de la mayor parte del dinero a Odebrecht pretenda seguir caminando sin dar una sola explicación sobre las acusaciones generalizadas de su involucramiento en el escándalo.

 

Opción Democrática entiende que hacer justicia implica aplicar el peso de la ley a todos y cada uno de los que la violan y condena por tanto la aplicación de un criterio selectivo por parte del Ministerio Público. En ese sentido exigimos incluir como parte de la investigación la participación en la negociación y aprobación de muchos de estos contratos de importantes funcionarios y legisladores oficialistas como Reinaldo Pared Pérez, Gonzalo Castillo, Cristina Lizardo, Rubén Jiménez Bichara y Abel Martínez, entre otros. Condenamos la actitud de burla del Procurador General al intentar entorpecer la justicia queriendo dar por cerrado el caso con los 14 detenidos y sugiriendo que ya no hay nadie más involucrado en este escandaloso caso de corrupción. De darse por cerrado el número de investigados como pretende el Procurador, la justicia dominicana estaría apremiada a demostrar con pruebas que los 92 millones de dólares en sobornos declarados se repartieron solamente en algunos de los 16 proyectos contratados con la empresa Odebrecht y en otros no y exclusivamente entre los 14 detenidos hasta ahora.

 

En Opción Democrática creemos que para que este sea el comienzo del fin de la impunidad en la República Dominicana tiene que haber un firme compromiso con esa demanda a lo interno de de los partidos políticos. Por eso reiteramos nuestro compromiso con la propuesta de la incorporación de la degradación civil contemplada en nuestra Constitución en la propuesta de ley de partidos políticos y en la reforma de la ley electoral.

Hoy más que nunca, ante la incapacidad de gobernar de Danilo Medina y el PLD, el país necesita lo mejor de las organizaciones políticas con vocación democrática y necesita un pueblo que mantenga con fuerza sus exigencias y vigilancia en reclamo de justicia, de sanción a todos los culpables y de compromiso con un futuro mejor para la República Dominicana.